El urbanismo de la igualdad

Mejorar la iluminación de las calles, hacer más visibles las zonas más inseguras o aumentar la frecuencia de paso de los autobuses interurbanos en las zonas más aisladas. Son algunos puntos en los que se basan el «urbanismo de género», el cual promueve la incorporación de la visión de género, en especial, de la mujer, en la organización urbanística y la gestión del espacio público.

Incluir las necesidades de la vida cotidiana de las mujeres ha sido y continúa siendo una de las asignaturas pendientes de muchas administraciones locales.

Ciudades inclusivas

Durante mucho tiempo, la mujer ha sido ignorada en aspectos tan importantes como el planeamiento urbano, la ciudad, la vivienda…etc,  como consecuencia de no haber formado parte de los procesos de toma de decisiones.

Actualmente, es una necesidad empezar a organizar y diseñar espacios desde la óptica de la mujer, construyendo ciudades más inclusivas siendo preciso tener en cuenta sus necesidades, sus intereses, abandonando los patrones tradicionales que dificultan el acceso a los bienes y servicios a gran parte de la ciudadanía.

El urbanismo debe dar respuesta a esa necesidad de la ciudadanía de disfrutar de un espacio público, seguro y accesible para la pacífica convivencia y para ello es preciso adoptar las medidas oportunas para eliminar toda forma de discriminación y fomentar la integración, la convivencia y la regeneración urbana.

Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombre

Artículo 31. Políticas urbanas, de ordenación territorial y vivienda.

01.

Las políticas y planes de las Administraciones públicas en materia de acceso a la vivienda incluirán medidas destinadas a hacer efectivo el principio de igualdad entre mujeres y hombres.

02.

Del mismo modo, las políticas urbanas y de ordenación del territorio tomarán en consideración las necesidades de los distintos grupos sociales y de los diversos tipos de estructuras familiares, y favorecerán el acceso en condiciones de igualdad a los distintos servicios e infraestructuras urbanas.

03.

Las políticas y planes de las Administraciones públicas tendrán en cuenta en el diseño de la ciudad, en las políticas urbanas, en la definición y ejecución del planeamiento urbanístico, la perspectiva de género, utilizando para ello, especialmente, mecanismos e instrumentos que fomenten y favorezcan la participación ciudadana y la transparencia.

Justicia social

“La incorporación de la perspectiva de género supone una contribución a la justicia social de manera concreta, puntual y pragmática, al mismo tiempo que supone una noción de carácter universal”. 

 Universitat Politècnica de València

Material de consulta

A continuación, mostramos estudios realizados sobre la Perspectiva de Género, entendiendo que puede ser de interés y contribuir a un mejor conocimiento de la materia.

Recomendaciones para la incorporación de la perspectiva de género en el planeamiento urbano

Departamento. Proyectos Arquitectónicos, Universitat Politècnica de València.

La evaluación de impacto en función del género en la planificación territorial y el urbanismo

Emakunde Instituto Vasco de la mujer.

Integrando el Género en las grandes operaciones de regeneración urbana

Colegio de Arquitectos de Madrid.

Repensar las ciudades desde el feminismo para que sean más inclusivas

publico.es

Mujer, urbanismo y ecología

elsaltodiario.com